Entrada destacada

Claves para conducir de forma segura en una tormenta

A finales de verano y comienzo del otoño se suelen producir tormentas intensas. Esta circunstancia implica tener en cuenta una serie de f...

jueves, 29 de septiembre de 2016

Seguridad al volante en la conducción: Del ABS al ESP en 2016

Seguridad-ABS-ESP
Es difícil encontrar hoy día a algún conductor que no conozca o haya oído hablar del ABS. Cada vez son menos los coches circulando que no incorporen este sistema pero si hablamos del sistema ESP la cosa cambia. La tardía obligatoriedad de incluir en los vehículos el "Programa Electrónico de Seguridad" (ESP) en 2014, hace que a muchos no les suene para nada este concepto ni la evolución que ha sufrido durante sus años de vida hasta la actualidad. En este artículo te hablamos de ellos, de sus diferencias y de la importancia de contar con ellos en determinadas situaciones de riesgo. Imagen: The NRMA



EVOLUCIÓN DE LA SEGURIDAD: DEL ABS AL ESP

A principios de los años 80 el mundo de la conducción dio un paso de gigante con la incorporación de un sistema antibloqueo de frenado llamado "Anti-Lock Bracking System" o como mejor se le conoce, ABS. Gracias a este sistema fabricado por la compañía BOSCH, conseguir no perder la adherencia de los neumáticos, evitando que el bloqueo de las ruedas aumente la distancia de frenado con la consiguiente perdida de estabilidad del vehículo.

De esta forma podemos realizar maniobras antes imposibles al perder el control del vehículo, reduciendo de forma notable la posibilidad de un accidente tanto en ciudad como en carretera. Hubo que esperar hasta mediados de los años 90 para conocer otro dispositivo que revolucionaría aún más la conducción. De nuevo fue BOSCH quien introdujo en el mercado el "Electronic Stability Program" o Programa Electrónico de Seguridad, conocido por sus siglas ESP.

Este sistema va mucho más allá, gracias a la electrónica tenemos control sobre las ruedas del vehículo de forma selectiva, repartiendo la frenada en cada rueda en la proporción y momento preciso. De esta forma, los sensores actúan sobre las ruedas comprobando cual de ellas admite mayor o menor frenada, cuál puede perder adherencia y cuál puede sufrir un bloqueo por exceso de frenada. Todo ello permite permite un control que permite salvar vidas, hasta el punto de que se habla que el ESP ayudaría a reducir la siniestralidad en un 80%.


ESP DE AYER A HOY

Desde la salida al mercado hasta hoy, la evolución ha sido considerable. Desde que en 2014 se implantó la obligatoriedad de incorporar el ESP en todos los vehículos nuevos ha habido muchos cambios que ponen de manifiesto la importancia que tiene en el ámbito de la seguridad. Así hemos llegado a dispositivos como el ESP9 que incorpora acelerómetros, giroscopios y otros sensores especiales que actúan incluso de forma eficiente frente a frenadas bruscas y situaciones inesperadas que requieren de una acción inmediata

Además incluye otras funciones que actúan sobre el motor para que el vehículo no patine, reconoce la presencia de un remolque para mejorar la eficacia de frenado, facilita los arranques en subida, etc. Tanto el ABS como el ESP son elementos de seguridad activa que evitan accidentes graves. Afortunadamente, las marcas ya los incluyen de serie en sus vehículos, haciendo que vayamos mucho más seguros al volante que hace tan solo unas décadas.

ABS-ESP-redes-sociales

No hay comentarios:

Publicar un comentario