miércoles, 17 de mayo de 2017

Aprende a conducir y olvídate de videntes. Tu vida no tiene precio.

Aprende-a-conducir-no-pongas-precio-a-tu-vida
¿Fantasía o realidad? Esos magos y videntes que hemos visto en numerosas películas de fantasía han traspasado la gran pantalla para forma parte de nuestra realidad diaria. Abundan aquellos capaces de adivinar cual será tu futuro sin apenas cruzar una palabra contigo. El sector de las autoescuelas no esta exento de estos seres sobrenaturales, prediciendo el tiempo que necesitas para aprender a conducir y lo que te va a costar de forma exacta, antes si quiera de haberte conocido. ¿Crees en los videntes? Nosotros no, por ello te pedimos que valores tu formación cuando te dispongas a aprender a conducir. Piensa que al obtener el permiso eres tú quien se pone al volante solo, con amigos o familiares. Tu vida y la de los tuyos no tiene precio. Imagen: Garry Knight


APROBAR O APRENDER A CONDUCIR



No resulta difícil encontrar centros de formación con diferentes slogans a modo de reclamo, para captar la atención del cliente pero sin ninguna base ni fundamento que demuestre que lo que les interese es que aprendas realmente a conducir y puedas hacerlo sin ponerte en peligro. Nadie es capaz de predecir cuanto tiempo te empleará adquirir los conocimientos teórico-prácticos necesarios para aprender a conducir. Incluso, tampoco sería posible adivinar el tiempo que requiere poder presentarte al examen para tener un mínimo de posibilidades para aprobar. 


Descuentos-autoescuelas


Cuando un cliente nos plantea la urgencia de obtener el permiso en el mínimo tiempo posible, lo primero en lo que insistimos en que una buena formación es importante de cara al futuro. Un claro ejemplo, que ratifica nuestra insistencia son las "clases de reciclaje" o "clases de repaso" que las autoescuelas han tenido que incorporar en los últimos tiempos. Esto es debido a que un gran número de alumnos mal formados han tenido miedo a coger el vehículo cuando se han visto en la situación de conducir solos o incluso han tenido algún percance o accidente. Esto es cada vez más frecuente, provocando un gasto extra que no asumieron en su momento por haber tenido demasiada prisa o por no querer dar las clases necesarias para su correcta formación. 

Dicho esto, nosotros insistimos en que tenemos los medios y el alumno su interés, constancia y capacidad para aprender. Estos factores deben determinar el tiempo y el coste de su enseñanza y en ningún caso podemos poner al inicio una fecha límite, sin tener en cuenta las habilidades y capacidades del alumno. El tiempo nos dice cuando alguien está realmente preparado para ponerse a los mandos de un volante o manillar completamente solos. Por ello insistimos en que te olvides de los videntes y no le pongas precio a tu vida porque es lo más valioso que tienes. 

ERRORES TÍPICOS DE UN ASPIRANTE A CONDUCTOR


No hace mucho, dos personas entraron a la oficina con la intención de obtener información sobre el permiso de conducir. Todavía nos sorprende cuando alguien nos pregunta únicamente por el precio, sin importar ningún otro aspecto como nuestras instalaciones para las clases teóricas, medios para hacer test, profesores que imparten la formación, vehículos y su mantenimiento, etc. Pero lo más sorprendente es cuando te hablan de que les hagas una oferta o les den un "precio económico" sin ni siquiera saber cuales son los costes de nuestra enseñanza. Evidentemente, esto denota el poco interés por aprender a conducir de forma correcta y es algo que a nosotros nos preocupa realmente. 


Formación-autoescuelas


Cuando un alumno pretende poner fecha de finalización a su formación o dice que sólo quiere dar un número determinado de clases, salvo que realmente tenga las cualidades y capacidades para conseguirlo, a nosotros se nos viene a la cabeza una palabra: "SUICIDIO". Por supuesto, hablamos en un sentido figurado pero, nosotros tenemos claro cuando un alumno está preparado para presentarse al examen teórico y en el examen práctico el peligro es controlado al tener el profesor en el asiento del acompañante. En la mayoría de casos que un alumno ha querido imponer un tiempo determinado o fijar un número de clases, el resultado ha sido que ha tenido que renovar, con el consiguiente incremento del precio por tasas, número de clases, etc. 


NO HAGAS CASO DE LOS VIDENTES



Cuando veas un anuncio que te diga que obtendrás un permiso en un tiempo determinado, sin prestar atención a tus capacidades ¡huye más rápido que el viento! Estos centros de formación no están interesados en que aprendas a conducir, solo quieren captar el mayor número de alumnos posibles para incrementar sus ingresos

Si observas que una autoescuela ofrece precios muy bajos, debes plantearte algunas cuestiones que pueden ser importantes de cara a tu correcta formación. En primer lugar ¿Por qué me ofrecen precios tan bajos? Tienes que observar la posibilidad de encontrarte ante un centro que ha bajado su rendimiento por falta de alumnos y por tanto puede verse obligado a bajar los precios para volver a captar clientes. Este ha podido ser debido a diversas carencias como una enseñanza inadecuada, falta de interés por el profesorado, mantenimiento inadecuado de los vehículos, falta de medios para la enseñanza, etc. Las razones pueden ser muy diversas pero piensa que las autoescuelas tienen enormes gastos y estas solo bajarán precios si se ven en la necesidad. 


¿ES CARO APRENDER A CONDUCIR?



Definitivamente no. Debes saber que las autoescuelas pagan seguros mucho más caros por sus vehículos y pasan la revisión de cada uno de ellos cada seis meses. A esto se une la necesidad de realizar un mantenimiento constante para garantizar la seguridad de los alumnos y la urgencia de renovar sus flotas cada 3 o 4 años. ¿Imaginas tener que comprarte un vehículo con tan sólo ese margen de tiempo? Esto es así por que el desgaste en un vehículo de autoescuela es mayor que el de cualquier particular, requiriendo la sustitución de piezas importantes como el embrague o caja de cambios, algo que esperamos no te ocurra ya que dichas sustituciones son realmente costosas. 


Autoescuela-En-Ruta


Pero mucho más importante, a la hora de valorar tu formación, es el profesor que está contigo dentro de un coche. Seguramente estará con 6 o 7 más a lo largo del día, todos los meses, durante los mismos años que cualquier trabajador tiene que cotizar para poder alcanzar la jubilación. El riesgo al que un alumno se expone es mínimo, no podemos decir lo mismo de un profesor que se expone durante tantísimo tiempo a tener algún accidente, ante una mala maniobra de cualquier aspirante a conductor. Afortunadamente, en Autoescuela En Ruta no se han producido incidentes de gravedad, lo que supone un enorme esfuerzo y tensión de nuestros profesores por evitar cualquier situación indeseada. Teniendo en cuenta la enorme responsabilidad de las autoescuelas por mantener a salvo a sus alumnos ¿Crees que aprender a conducir es caro? 

Recuerda nuestros consejos: A la hora de formarte para obtener un permiso de conducir, no pienses en el tiempo o en el dinero, piensa en aprender a conducir y no solo en aprobar el examen. Al final es tu vida y la de los tuyos la que está en juego


No hay comentarios:

Publicar un comentario